Contacto

La tecnología unida a la biología y la medicina nos ayudará a salvar vidas

La tecnología unida a la biología y la medicina nos ayudará a salvar vidas
16 agosto, 2018 Azahara Fernández

Según la RAE la computación es un sinónimo de la informática, la cual tiene entre sus apreciaciones la siguiente: es un conjunto de conocimientos científicos y técnicos que hacen posible el tratamiento automático de la información por medio de computadoras.  

Es por ello que la unión de la informática junto a otros campos científicos puede traernos las mayores ventajas de esta nueva revolución industrial en la que estamos sumergidos, no solo porque compartan metodología, sino por la gran cantidad de datos disponibles para analizar. Y parece que poco a poco, se va convirtiendo en una realidad.

Disponemos ya de impresoras 3D que son capaces de crear férulas específicas para cada paciente, pero también prótesis que permiten recuperar funciones a personas que han sufrido amputaciones o malformaciones, órganos que permiten realizar trasplantes e incluso células madre. La inteligencia artificial por su parte ya permite realizar diagnósticos de cáncer precisos usando un programa informático bien gracias al superordenador de IBM, Watson, o al programa Genome Biology de la Universidad de California que busca marcadores epigenéticos en muestras de sangre.

Por su parte el Big Data puede ayudar mucho al campo de la genómica pero también usar los datos médicos para discernir casuísticas no conocidas de ciertas enfermedades, mejorar los datos de prevalencia y factores de riesgo, analizar los tratamientos más eficaces para los distintos grupos poblacionales…

Otro de los campos en pleno desarrollo es la simulación computacional. Esta semana me he encontrado con el artículo de Robert Chase Cockrell, Gary A titulado: “Examining the controllability of sepsis using genetic algorithms on an agent-based model of systemic inflammation” que ha sido publicado en la prestigiosa revista Plos Computational Biology. En este artículo los investigadores cuentan como para explorar los retos moleculares del tratamiento de la sepsis recrearon el sistema inmunitario humano mediante un modelo computacional. El modelo incluía no sólo las células inmunológicas sino también todas las moléculas de señalización que intervienen en la sepsis. Y es que la sepsis es una desregulación de la respuesta inflamatoria de nuestro cuerpo que ayuda a eliminar una infección. Cuando esto ocurre, nuestro cuerpo libera sustancias químicas en la sangre para combatir dicha infección de forma descontrolada y acaba dañando diversas partes de nuestro organismo, acabando con la vida de entre un 28 y un 50% de los pacientes afectados dependiendo de otros parámetros como edad y estado de salud previo.

La simulación les permitió mostrar como realizar un tratamiento contra un punto específico del proceso de señalización molecular puede no ser suficiente para controlar la sepsis y cómo se obtendría un mejor resultado combinando diferentes compuestos que ataquen diferentes dianas del sistema inmunitario. Añaden además que este tratamiento puede ser altamente efectivo, si se adapta a cada paciente y sus condiciones.

Las conclusiones que se obtienen es que, si en los sistemas sanitarios de los diferentes países dispusieran de sistemas computacionales que pudiesen no sólo recrear el cuerpo humano sino analizar datos biométricos, análisis genómicos y de sangre del paciente, todos perfectamente alcanzables en un entorno médico, podrían predecir que tratamiento sería el más efectivo para cada enfermo. Puede que el futuro médico vaya por aquí y que la tecnología ayude a los especialistas médicos a curar más enfermedades.

Sea como sea, el futuro se muestra apasionante.